Impresionante ataque de tiburón en Australia

El hecho tuvo lugar en algún lugar de Queensland, en Australia, cuando un pequeño grupo de personas estaba pescando. Se sabe que Australia habitan los tiburones y animales más letales del planeta, como el tiburón blanco, quién dejó atónitos a todos por su rápido ataque.

Personas que vacacionaban por la costa de Queensland en Australia, intentaban obtener una buena pesca. Llevaban ya un rato intentando atrapar desde su barco a un gran pez que atrajeron con cebos y esperaban capturarlo.

De pronto en la comida de su pequeña embarcación pudieron ver como un enorme tiburón salio de las profundidades y atacó al pez que intentaban pescar frente a sus narices, llevando a su presa para devorarla.

Sin duda una de las mejores experiencias para estar personas, presenciar en vivo el ataque de un tiburón desde un lugar seguro.

Tal vez te puede interesar

Terrorífico momento con un tiburón blanco

Terrorífico momento con un tiburón blanco
Una cámara captó el momento justo en que un tiburón se mete dentro de la caja protectora de una buceadora.

Una recién casada buscaba emociones fuertes, tanto que por poco no la hacen llegar a su luna de miel al tener un aterrador encuentro con un gran tiburón blanco.Ella se encontraba disfrutando de la experiencia en Sudáfrica en Gansbaai, cuando tuvo el impresionante encuentro.tEn el vídeo se puede observar, como el poderoso escualo ignora to ...

Vídeo: Un hombre es rescatado del mar infestado de tiburones

Vídeo: Un hombre es rescatado del mar infestado de tiburones
El Helicóptero de un noticiero televisivo ayudó con en el rescate de un pescador desnudo rodeado de tiburones martillo en Australia.Mientras fue r ...

El Helicóptero de un noticiero televisivo ayudó con en el rescate de un pescador desnudo rodeado de tiburones martillo en Australia.Mientras fue rescatado uno de sus compañeros murio mientras era trsladado al hospital y otro se encuentra desaparecido. Durante más de 24 horas estuvo rodeado de tiburones martillo a unos 20 metros de él, desnudo ...

Deja un comentario